Definición de inversor ángel

Un inversor ángel es cualquier persona que aporta capital para la puesta en marcha de una empresa o para una empresa ya existente. Los inversores ángeles suelen ser personas adineradas, pero hay casos de empresas con grandes patrimonios y fondos de riesgo que también proporcionan financiación a los negocios en su edad temprana.

Un inversor ángel es una persona que proporciona fondos a una empresa de nueva creación a cambio de capital convertible, acciones de los fundadores u otras participaciones. El inversor ángel puede ser alguien que ya ha tenido mucho éxito en la creación y venta de empresas y está dispuesto a asumir un riesgo adicional a cambio de la posibilidad de obtener mayores recompensas en un nuevo negocio que tenga un gran potencial.

¿Qué es un inversor ángel?

Un inversionista ángel (también conocido como inversionista privado, inversionista inicial o financista ángel) es una persona de alto patrimonio que brinda apoyo financiero a pequeñas empresas emergentes o emprendedores, generalmente a cambio de una participación en el capital social de la empresa. A menudo, los inversores ángeles se encuentran entre la familia y los amigos de un emprendedor. Los fondos que proporcionan los inversores ángeles pueden ser una inversión única para ayudar a que el negocio despegue o una inyección continua para apoyar y guiar a la empresa a través de sus difíciles etapas iniciales.

En pocas palabras, un inversor ángel es una persona adinerada que invierte en pequeñas empresas y startups. Sin duda, muchos empresarios han sido inversores ángeles antes y han ayudado a empresas emergentes a convertirse en gigantes de una industria. Algunos dirán que se necesita dinero para hacer dinero y otros dirán que hay que arriesgarse para obtener las recompensas.

Ventajas principales de un inversor ángel

Los inversionistas ángeles tienen muchas ventajas para las empresas en su etapa de crecimiento, entre las cuales están:

  • Un inversor ángel suele ser una persona de alto patrimonio que financia nuevas empresas en las primeras etapas, generalmente con su propio dinero.
  • La inversión ángel es a menudo la principal fuente de financiación para muchas nuevas empresas que la encuentran más atractiva que otras formas de financiación más depredadoras.
  • El apoyo que los inversores ángeles brindan a las nuevas empresas estimula la innovación que se traduce en crecimiento económico.
  • Este tipo de inversiones son riesgosas y generalmente no representan más del 10% de la cartera del inversionista ángel.

Entendiendo a los inversores ángeles

Los inversores ángel son personas que buscan invertir en las primeras etapas de las nuevas empresas. Este tipo de inversiones son riesgosas y generalmente no representan más del 10% de la cartera del inversionista ángel. La mayoría de los inversionistas ángeles tienen fondos excedentes disponibles y buscan una tasa de retorno más alta que la que brindan las oportunidades de inversión tradicionales.

Los inversionistas ángeles ofrecen condiciones más favorables en comparación con otros prestamistas, ya que generalmente invierten en el emprendedor que inicia el negocio en lugar de en la viabilidad del negocio. Los inversores ángeles se centran en ayudar a las nuevas empresas a comenzar, en lugar de en las posibles ganancias que pueden obtener del negocio. Esencialmente, los inversores ángeles son lo opuesto a los capitalistas de riesgo.

Los inversores ángeles también se denominan inversores informales, fundadores ángeles, inversores privados, inversores semilla o inversores informales. Por lo general, se trata de personas adineradas que inyectan capital en nuevas empresas a cambio de acciones o deuda convertible. Algunos inversores ángeles invierten a través de plataformas de financiación colectiva en línea o crean redes de inversores ángeles para recaudar capital.

Orígenes de los inversores ángeles

El término «ángel» proviene del teatro en Broadway, cuando las personas adineradas daban dinero para impulsar producciones teatrales. El término «inversor ángel» fue utilizado por primera vez por William Wetzel de la Universidad de New Hampshire, fundador del Center for Venture Research. Wetzel completó un estudio sobre cómo los empresarios obtuvieron capital.

¿Quién puede ser un inversor ángel?

Los inversores ángel suelen ser personas que han obtenido el estado de «Inversor Acreditado», pero esto no es un requisito previo. La Comisión de Bolsa y Valores (SEC) define un «inversor acreditado» como aquél con un patrimonio neto de $ 1 millón en activos o más (excluyendo residencias personales), o que ha ganado $ 200k en ingresos en los dos años anteriores, o que tiene ingresos. de $ 300k para parejas.Por otro lado, ser un inversor acreditado no es sinónimo de ser un inversor ángel.

Esencialmente, estas personas tienen las finanzas y el deseo de proporcionar financiación para nuevas empresas. Esto es bienvenido por las nuevas empresas ávidas de efectivo, que encuentran a los inversores ángeles mucho más atractivos que otras formas de financiación más depredadoras.

Principales Fuentes de financiamiento

Los inversores ángel a menudo usan su propio dinero, a diferencia de los capitalistas de riesgo que toman el dinero acumulado de muchos otros inversores y lo colocan en un fondo administrado estratégicamente.

Aunque los inversionistas ángeles generalmente representan a individuos, la entidad que realmente proporciona los fondos puede ser una compañía de responsabilidad limitada (LLC), una corporación, un fideicomiso o un fondo de inversión, entre muchos otros tipos de vehículos.

Perfil de una Inversión

Los inversores ángeles que siembran nuevas empresas que fracasan durante sus primeras etapas pierden sus inversiones por completo. Es por eso que los inversores ángeles profesionales buscan oportunidades para una estrategia de salida definida, adquisiciones u ofertas públicas iniciales (OPI).

La tasa de rendimiento interna efectiva para una cartera exitosa para inversionistas ángeles es aproximadamente del 22%.Si bien esto puede sonar bien para los inversionistas y parecer demasiado costoso para los empresarios con negocios en etapa inicial, las fuentes de financiamiento más baratas, como los bancos, generalmente no están disponibles para tales empresas. Esto hace que las inversiones ángel sean perfectas para los emprendedores que todavía tienen dificultades financieras durante la fase de inicio de sus negocios.

La inversión ángel ha crecido en las últimas décadas a medida que el atractivo de la rentabilidad le ha permitido convertirse en la principal fuente de financiación para muchas startups. Esto, a su vez, ha impulsado la innovación que se traduce en crecimiento económico.